“El miedo es uno de los temas centrales en la existencia humana independientemente de la cultura, la religión y la raza. A causa del miedo, los seres humanos han hecho la guerra y se han matado los unos a los otros a lo largo de toda la historia de la humanidad.

[…]

Proyectamos nuestra sombra a la gente que nos rodea, a las situaciones externas, y a aquellos que sostienen puntos de vista opuestos a los nuestros, así sean políticos, religiosos, culturales o espirituales. Dicho en pocas palabras: a causa de nuestra falta de consciencia, proyectamos nuestra sombra en el otro, lo cual provoca conflicto, dolor y sufrimiento a lo largo de nuestra existencia, en nuestras relaciones y en el mundo en el que vivimos.

[…]

Se plantea la pregunta de si es posible rechazar la proyección de una sombra de otra persona. Sí, existe una posibilidad, si uno tiene su propia sombra razonablemente vigilada o bajo control consciente. Para rechazar otra sombra, no has de volverte contra ella; sino que como un buen matador has de dejar pasar el toro permaneciendo firmemente enraizado en ti mismo.

[…]

La forma más elevada de creatividad se logra cuando podemos afrontar nuestro cielo e infierno internos”

Dhiravamsa

Para leer más, http://www.dhiravamsa.com/espanol/texts.htm)

Anuncios

“El pensamiento se manifiesta en la palabra; la palabra se manifiesta con el hecho; el hecho se convierte en un hábito, y el hábito se endurece hasta convertirse en carácter.

De modo que observa el pensamiento y sus formas con cuidado, y deja que surja del amor y que nazca de la preocupación por todos los seres…

Del mismo modo que la sombra sigue al cuerpo, conforme a lo que pensamos, en eso nos convertirmos”.

Dhammapada
(Enseñanzas del Buddha)

Tara verde. Dimensión femenina de la compasión.
La mujer que fui, la que soy, todas las mujeres que seré.
Quiero comprender, realizar.
Estoy aquí, soy una lágrima.

“El Yoga es la aptitud para dirigir la mente exclusivamente hacia un objeto y mantener esa dirección sin distracción alguna.

Quien ha alcanzado la plena comprensión de su verdadero ser ya no se verá perturbado por influencias que le distraigan, tanto en su interior como a su alrededor”.

Yoga sutras de Patanjali, Samadhipadah I

Vivir en samsara sabiendo que vives en él es difícil. Es difícil ver el samsara que hay dentro de uno mismo, ese mundo interno que se proyecta y nos devuelve la imagen de esta “realidad”.

Lo que vivimos fuera es lo que tenemos dentro.

“Si uno percibe el mundo como una burbuja de espuma y como un espejismo, a ese no lo ve el Dios de la Muerte”.

Dhammapada, capítulo XIII, v. 170